¿Y EL TUTOR PRESENCIAL?

“Es por ello que creemos conveniente dejar claro
desde el principio que autorizar no es simplemente
pasar un documento word a uno pdf y subirlo a la red…”
Romero y Llorente

En aras de la cobertura se han venido desarrollando diferentes aplicaciones, cuya función social se aprecia en el conocimiento que ofrece a diversas poblaciones, y en tanto la edad, la ubicación geográfica, los estilos de aprendizaje, el conocimiento de la tecnología, entre otros pueden diferir radicalmente, entre uno y otro aprendiz. En efecto me refiero a los cursos en línea, pero sobre todo a los tutores de los mismos.

Sin duda, el proceso enseñanza-aprendizaje de cualquier disciplina comparte algunos objetivos, tales como fomentar un aprendizaje significativo, cooperativo, autónomo, etc. No obstante, cada disciplina desarrolla una metodología y un método especifico. De la misma manera, guiar el aprendizaje, haciendo uso de recursos multimedia exige una adecuada reflexión; así lo señalan diversos autores que han expuesto sus puntos de vista en torno al tema. Aunque la clasificación puede variar, según el enfoque al que pertenezca; se reconocen, en general diferentas campos específicos: social, pedagógico, técnico, académico, de orientación y de organización. Si tal como se expone en teoría, cada una de estas funciones se llevan a cabalidad, el resultado que se obtendrá será óptimo; claro, ello desde lo que permite la educación a través de la red.

En mi opinión la educación virtual debe ser un complemento de la educación presencial, ya que aunque la primera brinde nuevas herramientas para construir del conocimiento ( lo cual es perfecto), bajo ninguna circunstancia, remplazará a la segunda; en la medida en que la computadora (por más tecnología que se desarrolle), no remplaza el contacto físico, los rasgos para- lingüísticos que acompañan cada acto de habla, la repetición (utilizando diferentes palabras) si se comprende un tema, finalmente el computador siempre será el tercero en una conversación.
Por otro lado, disponer de una amplia gama de recursos multimedia que favorezcan el aprendizaje y en el caso de la enseñanza de lenguas extranjeras, permitan un acercamiento la lengua y cultura de la lengua objeto; es sencillamente una ventaja que no se puede desconocer.
En mi experiencia personal, he utilizado las Tics, para aprender y para enseñar, en consecuencia, resalto el rol que la Internet juega como poseedor de infinidad de documentos auténticos y aplicaciones.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, insisto en el imperante complemento de la educación virtual y la educación presencial, de esta manera las clases tendrán el equilibrio y las herramientas necesarias suplir las necesidades educativas, que el contexto de hoy exige.

Advertisements